sábado, 28 de mayo de 2011

Estrés


El mundo de hoy es uno que corre cada vez más rápido, las exigencias y la competitividad sumadas a importantes amenazas como el desempleo y la violencia son factores que pueden repercutir en la producción de estrés que puede estar a la base de muchas afecciones graves.

El estrés es la manera en la que respondemos a los cambios del medio y sus exigencias. Cuando estos cambios superan nuestras capacidades o no contamos con herramientas para enfrentarlos, el estrés genera un conjunto de síntomas que afectan tanto al cuerpo como a la mente y las relaciones sociales.
A nivel corporal el estrés crónico, es decir, mantenido durante mucho tiempo, es un factor de riesgo para adquirir o agravar enfermedades como la diabetes o cardiovasculares como la hipertensión arterial e incluso infartos tanto cardiacos como cerebrales, la adquisición de adicciones como el tabaquismo, alcoholismo, etc. Problemas estomacales y del sistema digestivo como colon irritable, ulceras intestinales, obesidad.

A nivel mental, el estrés mantenido durante mucho tiempo disminuye la capacidad de concentración, disminuye el nivel de alerta, dificulta resolver problemas simples. Disminuye la capacidad de memorizar y realizar procedimientos, produce insomnio, aumento del apetito, irritabilidad, hostilidad y facilita la aparición y empeoramiento de condiciones como depresión, cuadros ansiosos, etc.

A nivel de las relaciones sociales, el estrés puede producir disfunciones familiares, sexuales, de pareja, laborales y de relación con las amistades. 
La aparición de algunos de estos síntomas puede ser indicador de la presencia del estrés. Si usted cree que las cosas van demasiado rápido puede consultar a cualquier profesional de la salud y de esta forma evitar consecuencias mayores.

Jorge Salazar.
Psicólogo
Cel. (09) 8 222 83 68 
www.psicoterapeuta.cl



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preguntas, apreciaciones, aclaraciones, alcances, etc.