jueves, 2 de junio de 2011

Trastorno de ansiedad generalizada.


Todos vivimos naturalmente con algún monto de ansiedad. Cuando esta se constituye en una problemática que nos impide llevar una vida feliz, en la que podemos desarrollarnos, trabajar y amar, además de establecer relaciones sociales afectuosas y sólidas, hablamos de un trastorno. El trastorno por ansiedad generalizada es uno de los trastornos de ansiedad que se caracteriza porque quien lo sufre carga un monto excesivo de ansiedad y preocupaciones durante un periodo superior a 6 meses. Los elementos que provocan esta ansiedad son muchos, a diferencia de otros trastornos, y pueden variar de unas situaciones y acontecimientos a otros. La persona en condición sufre a causa de la misma y de su incapacidad de control frente a la ansiedad y preocupación.

En estos casos la ansiedad se acompaña de múltiples síntomas  como pueden ser insomnios, tensión y dolor muscular, dificultad de concentración, intranquilidad, etc.

Otra de las características de este trastorno es que suele ir acompañado de otro trastorno psicológico.
A nivel orgánico o corporal, algunas enfermedades pueden provocar sintomatología similar al trastorno de ansiedad generalizada. A modo de ejemplo es posible citar a un tipo de cáncer denominado feocromocitoma, que afecta a las glándulas suprarrenales que producen  adrenalina. Este cáncer produce la secreción exagerada de adrenalina, sustancias que generalmente se liberan frente a situaciones amenazantes o estresantes.

La adrenalina liberada por esta causa produce, dependiendo de las proteínas receptoras a las que se une produce un efecto de estimulación en el sistema nervioso simpático. Algunos de sus efectos se grafican a continuación.





 Algunos síntomas asociados al trastorno de ansiedad generalizada son sequedad de la boca, aumento de la sudoración, náuseas, diarreas, aumento de la frecuencia con la que se orina, etc. Estos síntomas se producen generalmente a causa del trastorno de ansiedad general o por algunas enfermedades corporales. De ahí la importancia de que un  médico descarte la existencia de dichas enfermedades mediante los exámenes de laboratorio correspondientes. 

La ansiedad que se encuentra involucrada en la motivación de nuestras conductas y que nos permite asumir desafíos y realizar actividades para alcanzar nuestros objetivos, en el trastorno de ansiedad generalizada es productora de sufrimiento. La consulta profesional resulta ser un medio insustituible frente a sospechas de la existencia del trastorno. La invitación es a visitar al profesional de la psicología si piensa que su nivel de ansiedad le produce problemas, y más aún si este es un fenómeno que se prolonga durante meses.

Jorge Salazar
Psicólogo Clínico y Terapeuta Familiar.







 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preguntas, apreciaciones, aclaraciones, alcances, etc.